Perdedores hermosos (parte 3)

Algunas historias son demasiado tristes para contarlas. La vida de Jackson C. Frank es una de ellas. Fuego, accidentes, balas perdidas, depresión, alcohol, muerte, sin hogar, olvido… Son los ingredientes de una tragedia sin fin. Pero con una de las bandas sonoras más preciosas hechas jamás. Durante su vida fue ignorado y olvidado. No fue hasta después de su muerte que el mundo se dio cuenta que había dejado morir un genio solo y abandonado.

En este vídeo te cuentan la increíble historia de su vida en menos de 4 minutos.