Silencio, hay música (Mabel)

No estoy segura de cual es el motivo y solo ocurre alguna vez pero cuando pasa, lo sabes al instante. Escuchas los primeros acordes y te das cuenta que tienes delante un talento único. Que te golpea con toda la emoción y te deja sin palabras.
La primera vez que escuché a Julien Baker lo supe y no pude parar de escucharla durante semanas.
Sus canciones hablan de la clase de temas de los que muy poca gente se atreve a hablar y que pocos quieren escuchar: enfermedades mentales, miedos, culpas e inseguridades varias.
Solo es una niña de 23 años de Memphis pero cuando canta tiene en su voz la sabiduría y la honestidad descarnada de toda una vida. Os dejo sin palabras…