There is a war… Is there?

Durante muchos años esta canción era mi himno. Me llevaba sus palabras allá donde fuera. Nunca dudé de que había una guerra entre los ricos y los pobres. Entre el hombre y la mujer. Entre los que dicen que hay guerra y los que dicen que no. Pero la vida es larga. Es tremenda. Y a veces viejas verdades son enterradas debajo de nuevos hechos, nueva experiencia, hasta algo de sabiduría. La semana pasada estaba paseando por la ciudad y sonó la canción, y de repente me di cuenta que por primera vez en mi vida no estaba de acuerdo con Leonard Cohen. No hay guerra entre el hombre y la mujer. Entre el rico y el pobre. Todos luchamos, pero luchamos la misma lucha. Son muchos los que nos quieren hacer creer que todo es guerra. Que todos somos diferentes y que esto es malo. Pero ahora lo sé… Leonard Cohen tenía razón: hay una guerra. Pero todos y todas la luchamos en el mismo bando.